boton cerrar cookie
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies

¿QUÉ ES LA PRESBICIA?

A partir de los 40 años

Vista con presbicia
Vista sin presbicia

La presbicia es un trastorno óptico que afecta a la visión de cerca (lectura, costura, etc...) en todas las personas a partir de los cuarenta años. Por lo tanto, afecta igualmente a las personas que nunca han requerido usar gafas, ya que se trata de un problema relacionado con la edad. Aunque afecta por igual a personas con miopía que a hipermétropes, en los segundos aparece antes.

Al ser independiente de cualquier otro trastorno que afecte a la visión de lejos, se puede: Ver muy bien de lejos y ser présbita.

Ser miope, hipermétrope y/o astigmático y ser présbita.

¿Cómo se detecta?

Este trastorno se debe al envejecimiento del cristalino y a la reducción del poder de acomodación del ojo. La acomodación debe ser la máxima en la visión de cerca; por ello, cuando aparecen los primeros síntomas, se tiende a alejar el texto que se está leyendo.

La presbicia aumenta según la evolución negativa de la acomodación. Esta se degrada a partir de los 40 años y se estabiliza definitivamente a los 65. Se debe, pues, readaptar la corrección cada 2-3 años aproximadamente (aunque siempre dependerá de la evolución en cada persona).

A diferencia de los trastornos de la visión de lejos, la presbicia afecta a los dos ojos de manera casi idéntica. Las potencias correctoras denominadas adición (ad) son casi siempre las mismas con independencia del defecto de la visión de lejos.

¿Cómo se corrige?

La presbicia se corrige con ayuda de cristales convexos y de aumento, pues se trata de agrandar el objeto que miramos.